El alzheimer es, a día de hoy y por desgracia, una enfermedad de la que aún no se conoce cura. No obstante, en los últimos años se han logrado avances muy importantes gracias a diversas investigaciones que, si bien no consiguen acabar con esta alteración neurodegenerativa, sí permiten aliviar algunos de los síntomas más comunes. Otra arma muy eficaz que tienen los terapeutas para hacer frente al avance de la enfermedad es a través de la música.

La enfermedad de Alzheimer se caracteriza por atacar al cerebro y a la memoria de las personas, que normalmente suelen ser ancianos mayores de 64 años. Sin embargo, es curioso cómo gran parte de los enfermos de alzheimer conserva sus recuerdos musicales incluso en las fases más tardías. ¿Cómo es posible? Un estudio nos da la posible causa: la música la guardamos en áreas cerebrales diferentes de las del resto de los recuerdos.

Los ancianos con alzheimer, a pesar de perder memoria, recuerdan canciones

Esta área es el lóbulo temporal, la parte del cerebro que va desde la sien hasta la zona posterior del oído. Entre otras muchas cosas, el lóbulo temporal es la zona de nuestro cerebro donde se gestiona nuestra memoria auditiva, incluidas las canciones. Estudios con lesionados cerebrales apoyan la idea de que guardamos la música en una red centrada en esa zona. Pero, sin embargo, este lóbulo temporal es la zona del cerebro que antes sufre los estragos del alzheimer. ¿Cómo explicamos entonces que algunos enfermos no recuerden ni su nombre pero que, sorprendentemente, recuerden una canción –hasta el punto de ser capaces de tararearla– que les emocionó décadas atrás?

En torno a esta y otras preguntas ha girado un estudio realizado por investigadores de varios países europeos liderados por neurocientíficos del Instituto Max Planck de Neurociencia y Cognición Humana de Leipzig (Alemania). Por un lado, buscaron qué zonas del cerebro se activan al escuchar las canciones. Por otro, una vez localizadas, analizaron si, en el caso de los enfermos de alzheimer, estas áreas cerebrales presentan algún tipo de atrofia o resisten mejor a la enfermedad.

El diseño del experimento se basaba en la hipótesis de que la experiencia de oír música es, para el cerebro, diferente de la de recordarla y en ambos procesos intervienen redes cerebrales diferentes. Los investigadores comprobaron que la música se aloja en zonas del cerebro diferentes de las áreas donde se guardan los otros recuerdos.

alzheimer música

“Los recuerdos que más perduran son los que están ligados a una vivencia emocional intensa. La música, justamente, con lo que está más ligado es con las emociones y la emoción es una puerta al recuerdo”, dice Fátima Pérez-Robledo, musicoterapeuta de la Fundación Alzheimer España.

A la vista de este estudio, parece que la mejora de algunas enfermedades se produce, además de gracias a la música, a otros ejercicios. Es el caso de los ejercicios manuales, que mejoran la destreza de los ancianos con Párkinson.

¿Necesitas ayuda o tienes alguna duda acerca de la enfermedad de Alzheimer? En mSoluciona Moncloa somos expertos en asistencia a domicilio y contamos con profesionales en el cuidado de ancianos y de enfermos de alzheimer.

También te puede interesar:

La depresión en los ancianos.