Que no resulta sencillo comunicarse con pacientes y ancianos con Alzheimer es algo que, sobre todo aquellos que sufren directamente esta enfermedad en el seno de sus familias y círculos más cercanos, conocen muy bien.

Con un enfermo de Alzheimer o de cualquier otra demencia relacionada con el deterioro cognitivo, nos enfrentamos muchas veces a otros trastornos que van asociados: como es la depresión (en diferentes grados y fases), el delirio, la ansiedad, la apatía y falta de ilusión por la vida, etc.

Comunicarse eficazmente con una persona con Alzheimer es una difícil tarea para cuidadores y familiares del paciente. Por ello, y según las directrices de expertos en Neuropsicología, como la Doctora Sandra Vanotti, existen una serie de pautas, tips o recomendaciones para poder mejorar la comunicación con este tipo de enfermos:

1.- Emplear un lenguaje sencillo. Frases cortas y mensajes claros y directos para que la persona afectada pueda comprender mejor lo que decimos.

2.- Acercarse lentamente y hablar de frente, mirando a la persona.

3.- Hablar despacio y en un tono de voz bajo, sin estridencias, intentando no subir el tono.

4.- Eliminar en la medida de lo posible los ruidos de fondo cuando queramos comunicarnos.

5.- Hacer preguntas muy sencillas que no conlleven respuestas muy largas por pare de la persona afectada.

6.- Motivar en lo posible a la persona para que se exprese y comunique con nosotros.

7.- Ayudar al enfermo de Alzheimer a darse a entender cuando se comunica con nosotros.

8.- No hablar por la persona, sino dejar que se exprese.

Como expertos en el cuidado de mayores en Madrid,conocemos las dificultades de la convivencia y comunicación con un enfermo o anciano con Alzheimer. Convivir con esta enfermedad, tanto para cuidadores como para familiares, no es sencillo. Pero con esfuerzo y muchas dosis de paciencia y dedicación, se logra una comunicación más efectiva.