mSoluciona Moncloa

Moncloa

Fernández de los Ríos, 23

28015 MADRID

910 021 424

914473430

Riesgos de la alta contaminación para la salud de las personas mayores

contaminación y salud

¿Cómo afecta la alta contaminación en la salud de las personas mayores?

Esta semana ha sido noticia la activación de la alerta en salud ambiental por alta contaminación en la ciudad de Madrid,  por la gran concentración de dióxido de nitrógeno después de varias semanas sin apenas lluvia y con altas temperaturas. Se ha limitado el uso del coche en el centro y la velocidad en las carreteras pero, ¿realmente es tan perjudicial para nuestra salud? ¿Y para de la de los más sensibles, personas enfermas y ancianos

Estudios recientes han relacionado la contaminación del aire con problemas cardiovasculares y en las arterias de la cabeza y el cuello, llegándose a la conclusión de que la contaminación del aire podría aumentar el riesgo de accidentes cerebrovasculares impidiendo la llegada de oxígeno al cerebro, lo que puede llegar a causar la muerte por ictus.  

La contaminación supone un mayor riesgo de estrechamiento de las arterias que suministran sangre al cerebro, según un estudio del Colegio Americano de Cardiología. Este problema, también llamado estenosis de la arteria carótida, se produce cuando las sustancias grasas se acumulan en las arterias del cuello y está asociado con la contaminación atmosférica. Quienes viven en zonas en de alta contaminación del aire presentan, según este estudio, un 24 por ciento mayor de riesgo de estenosis de la arteria carótida que el resto. Algunas personas, como las que padecen diabetes, parecen ser más susceptibles a los problemas cardiovasculares que otras por lo que es prudente limitar la cantidad de tiempo al aire libre de las personas con otros factores de riesgo cardiovascular o problemas de salud relacionados con el envejecimiento 

Como conclusión, el riesgo cardiovascular y cerebrovascular de una persona se asocia con su carga de genes, hábitos de alimentación y estilo de vida, pero debemos tener presente que también depende en parte del aire que respiramos en nuestro lugar de residencia. 

Tambien te puede interesar:

 ¿Cómo prevenir los efectos negativos del frío?

 

 

Volver