mSoluciona Moncloa

Moncloa

Fernández de los Ríos, 23

28015 MADRID

910 021 424

914473430

Día Internacional de la Mujer. Por la igualdad entre hombres y mujeres

día internacional de la mujer

Fue un 8 de marzo de 1857 cuando un grupo de obreras textiles salió a las calles neoyorkinas para protestar contra los abusos y desigualdades en las condiciones en las que trabajaban. No fue la única huelga que ha teñido la historia de movimientos feministas, pues en 1908 más de 100 mujeres murieron en Nueva York en una fábrica de Sirtwoot Cotton, incendio que se atribuyó al gerente del establecimiento donde trabajaban tras una huelga en la que se pedía la disminución de la jornada laboral a 10 horas diarias y tiempo para poder dar de mamar a sus hijos.

Fue en 1910 cuando se declaró el 8 de mazo como el día Internacional de la Mujer Trabajadora en la Segunda Conferencia Internacional de Mujeres Trabajadoras. Y hoy, como ya sabes, es el aniversario de esa fecha.

Casi 100 años después, parece que sigue siendo imprescindible conmemorar fechas como esta. Porque en el siglo XXI, aunque parezca mentira, aún debemos recordarle al mundo que la igualdad es un derecho, una igualdad que tiene previsto no llegar hasta 2095 según cálculos del Fondo Económico Mundial. ¿Quieres repasar algunas de los motivos por los que debemos seguir celebrando este día?

El maltrato no cesa

En 10 años han muerto más de 650 mujeres según el diario El País. Además, el Gobierno ha recortado más de un 30% los fondos para prevenir este tipo de maltrato en los últimos años pese a ser un problema cada vez más real.

Cobran menos

La mujer necesita 79 días anuales más de trabajo para cobrar lo mismo que un hombre, lo que se traduce en que para cobrar una pensión idéntica a la de un hombre, una mujer ha de trabajar nada más ni nada menos que… ¡ONE AÑOS Y MEDIO MÁS! La brecha salarial, lejos de disminuir, sigue en aumento.

Como anécdota, son muchas las mujeres de Hollywood que en el último año se han unido a esta causa. Jennifer Lawrence, Patricia Arquette, Amanda Seyfried, Jessica Chastain, Meryl Streep o Charlize Theron son algunas de las actrices que se han unido a la lucha de la brecha salarial. Incluso Emma Watson ha hecho público que se va a tomar un año lejos del cine para centrarse en los estudios sobre igualdad de género.

En edad de quedarse embarazadas: un problema

Son muchos los empresarios (y empresarias) que prefieren no contratar mujeres a partir de 30 años por miedo a que se queden embarazadas. La sociedad da muchas veces por hecho que el cuidado de los hijos es cosa de mujeres, y es real que muchas mujeres dejan de lado su trabajo para centrarse en la familia (muchas más que los hombres) y, según la Fundación Pfizer, las mujeres dedican una hora más al cuidado del hogar que los hombres.

Más directivos que directivas

Las mujeres siguen sin estar representadas en los altos puestos empresariales. Aunque más de la mitad de los licenciados españoles son mujeres, es mucho menor el número de empresarias que consiguen finalmente dirigir una empresa.

Un trabajo realizado por la CEOE hace un llamamiento a las empresas para poner en marcha medidas de conciliación personal y laboral con el fin de reducir la brecha salarial. Además, aclara que existen razones históricas y conceptos retributivos como la antigüedad, que ha favorecido más a colectivos mayoritariamente masculinos.

Micromachismos. ¿Qué son?

Día a día nos hemos acostumbrado a vivir bajo símbolos machistas sin que nos demos cuenta. Esos que se alejan de la violencia física pero que se encuentran sustentados por la misma base, garantizando el control sobre la mujer a largo plazo y perpetuando la distribución injusta para estas ¿Te suenan algunos de estos?:

- ¿Por qué solo hay cambiadores de bebes en los  baños públicos femeninos?

¿Por qué si una pareja va a un concesionario, el profesional responde al hombre dando por hecho que es el propietario del vehículo?

Porque hacer algo “como una niña” es algo que, desde pequeños entendemos como un insulto, cuando en realidad no lo es (mira este video, te va a gustar).

 

Estas son sólo tres pequeñas preguntas de las tantísimas que nos podemos hacer día tras día, y que representan tan sólo una pequeña parte de esos micromachismos que hacen de nuestro mundo un lugar donde las mujeres siguen un peldaño más abajo. 

Y tú, seas hombre o mujer, joven o adulto, ¿te unes a la causa?

Volver